domingo, 6 de abril de 2014

Muere un Campeón

Rara vez leo en los blogs que sigo de ornitología la muerte de algún pájaro. Quizás la muerte de pichones durante la cría. Y lo cierto es que, nos guste o no, los pájaros se mueren. Se mueren los jóvenes y se mueren los adultos. Las períodos de cría y la muda son los más propensos a que este desagradable y fatal hecho suceda, ya que son fechas de un mayor estrés y desgaste para nuestros queridos animales.

Quiero dedicar este post a PICOTÓN, mi macho marfil lutino campeón de Andalucía en Dos Hermanas 2013. No suelo poner nombre a mis pájaros, pero este macho me llamó la atención desde que nació. Era extremadamente agresivo y trataba de picarme cada vez que lo cogía. Desde su nacimiento tenía una pequeña verruga en el cuello que se ocultó con el plumaje de adulto. Esta pequeña malformación quedó oculta, sin duda,  en el momento de su enjuiciamiento y fue CAMPEÓN DE ANDALUCÍA este mismo año.

Picotón esta ya en el cielo de los pájaros junto a su padre y su madre. Pero antes de morir me dejó un regalo, ya que había pisado a la hembra con la que estaba, también lutina, y hace dos días han nacido tres bellos ejemplares marfiles lutinos. Quizás ellos sigan la buena trayectoria de su padre.

En su memoria escribo estas líneas. Gracias Picotón. 




2 comentarios:

  1. Lamento la muerte de tu canario, siempre es una pena perder a uno, pero más aún si es el favorito, animo y a hacer de sus hijos unos campeones!

    ResponderEliminar